lunes, 12 de octubre de 2009

Souvenirs con efecto

El otro día me fui a estrenar (un poco tarde) la sede del DHUB de calle Montcada: El Efecto Souvenir prometía y cierto es, como veréis, que no defraudó.


La exposición parte del origen histórico del souvenir para proponer una reflexión sobre su evolución, su significado y su uso, en la mayoría de casos metafórico: «tiene sus raíces en los primeros viajeros por motivos religiosos o de conquista. […] En los siglos XVII y XVIII ya surge la necesidad de “poseer” objetos del lugar visitado, como prueba de que el visitante ha estado allí, de que se ha vivido una experiencia», nos explican.


Así, el recinto se divide en distintas secciones que abordan perspectivas diferentes. La primera y más floja es La vuelta al mundo a través de los museos, que recopila souvenirs de museos de diseño de todo el mundo. La segunda, titulada Descubriendo el mecanismo del souvenir, propone los elementos del fetiche y la nostalgia como claves para comprender el éxito que siempre ha tenido el souvenir. No os perdáis el vídeo que proyectan entre esta sección y la siguiente: El pasado es un país extranjero de Andrés Hispano reflexiona sobre la noción de nostalgia en el cine:



La muestra sigue con una Pequeña historia del souvenir, que además clasifica los distintos tipos de consumidor de souvenir, desde el fanático coleccionista hasta el mangui, y con El efecto souvenir, en la que nos invitan a reflexionar sobre lo que ellos han llamado souvenización, aquellos acontecimientos, personajes y demás que han pasado a ser considerados un souvenir -véase la caída del muro de Berlín o la propia Lady Di. Finalmente, Más allá del kitsch es un festival del souvenir inteligente e irónico, que demuestra cómo siempre se puede dar una vuelta de tuerca más a la cuestión.


Pero vamos ahora a lo que nos incumbe, que es el montaje de la exposición, desde el principio. Lo primero que se encuentra uno nada más entrar es a un par de chicas muy amables que le ofrecen un ordenador portátil. Y repito por si acaso: UN ORDENADOR PORTÁTIL.



La idea es la siguiente: los objetos expuestos no cuentan más que con un cartelito en el que se indica el nombre y la procedencia del mismo, tarea ya de por si complicada en una exposición de estas características. Así, cada visitante tiene un pequeño ordenador (a los informáticos que me leen: contadme de dónde ha salido semejante invento!) en el que se da más información sobre lo que se está viendo. Tan bien pensado que viene por orden. E incluso mejor, porque todo sigue una numeración, de manera que si no te interesa mucho el ítem 35 puedes pasarte directamente al que te de la gana solo pulsando un botón. La aplicación incluye también un plano de la sala, introducciones a los temas que se tratan en los distintos ámbitos expositivos e incluso ampliaciones a la información de cada artículo por si acaso te ha gustado mucho mucho el gato de la fortuna chino y quieres saber más sobre él.


Una vez equipado tecnológicamente entra uno en las salas, muy amplias y con una iluminación tenue que invita a tirarse un buen rato ahí cotilleando las mil cositas que nos enseñan. Destacables son los paneles en los que nos dan la información introductoria de cada sala, que no solamente están en 3 idiomas (yuhuuu) sino que además están en 3 dimensiones y dan un toque muy cool.


Una idea que me gusta cada día más: separar las salas por cortinas de tiras decoradas, en este caso con más imágenes superpuestas en distintas profundidades y colores.


Las vitrinas en las que se exponen los objetos son, en si mismas, dignas de admirar.


Pero quizá la idea que más me ha gustado ha sido la de colocar la información sobre los objetos (como he dicho antes, nombre y procedencia) en unos pequeños tubitos de plástico que cuelgan del techo, que puedes toquetear a placer.


Finalmente, en la sala Más allá del kitsch, encontramos que los propios objetos han sido emplazados en tubitos de metacrilato y colgados del techo por todas partes. Cierto que es un poco locura entrar allí y tener que sortear los obstáculos, sobre todo en una exposición tan larga: en mi opinión la sala se aprovecha poco porque uno está cansado y, al llegar allí, el bombardeo de información es tal que cuesta bastante de digerir.


Que me ilustren los ilustrados, pero creo que tratándose de un centro dedicado al diseño no se podía esperar menos: la disposición es totalmente rompedora, moderna, arriesgada, divertida, absolutamente no monótona y original. Con todo yo me pregunto: qué es lo que falta para que estas ideas den el salto a los museos/centros más tradicionales? Por qué razón para ver un Velázquez tiene uno que enfrentarse al típico letrero blanco sobre pared blanca con letras en negro fuente Times New Roman?


Con sus más y con sus menos, y quizá con sus limitaciones, esta exposición es altamente recomendable. Todo un ejemplo de cómo no debería uno centrarse en lo que nos venden como cultura sino ampliar los horizontes, no solo del término, sino del propio acto de VER una exposición. Anda, iros todos al DHUB y luego me contáis.



Puntuación en la escala M de exposiciones: 9

8 comentarios:

patricia dijo...

Genial! Dan ganas de ir.

M. dijo...

Gracias! A ver si es verdad y la gente se anima!

patricia dijo...

sigue, "que el que la sigue la consigue" tal vez muy pronto la gente empiece a reaccionar.

Musa dijo...

Yo a esta quiero ir! ¿Me podría llevar ese ordenador portátil como souvenir? Digo.

Moko fui a una expo de fotografías en Dublín, pero no pude hacer fotos, porque la tía vigilante tenía cara de mala leche.

A ver si escribo algo. Corto y cambio.

¡Un beso!

M. dijo...

Jajaja... Podrías proponerlo, a lo mejor por hacer gala de coherencia expositiva cuela y todo ;-)

Dónde viste la expo? Si era en un museo a lo mejor puedes descargar las fotos del press kit!

Escribe algo mujé!!

Mua

Francis Black dijo...

Hola, vengo de ver :Modernologies. Artistes contemporanis investiguen la modernitat i el modernisme.

Necesito una opinion externa , me he ido con la sensación de no entender.

M. dijo...

Francis, estoy totalmente de acuerdo, a mi me pasó lo mismo. En unos días mi review estará por aqui!

Francis Black dijo...

He ido a la de Sovenirs , te he puesto de referencia en mi blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...